lunes, 27 de octubre de 2014

RENDICIÓN. ECKHART TOLLE.

En la actualidad trabajo de celador en un pequeño hospital. A menudo mi destino de trabajo cambia. Un día me tocó en información, lo cual supone estar siete horas en un pequeño cuarto respondiendo a las preguntas de la gente sobre dónde se encuentran los diferentes servicios del hospital. Hay ratos, o a última hora, en los que viene menos gente y hay menos peticiones de información. Como fue algo imprevisto que me tocara allí, no traje nada para leer. Pensé. “Madre mía, siete horas encerrado en este cuarto sin nada para distraerme. Que no me pase nada.” Pero seguidamente me dije: “Bueno, esto es lo que hay, no tengo escapatoria y me toca aceptarlo”. Y lo acepté, y me rendí al hecho de que si tocaba aburrimiento pues eso era lo que tocaba. Y fue aceptarlo, rendirme a esto, y entrar en un estado de sosiego y presencia que me duró toda la mañana. ¡Qué maravilla! Me hubiera quedado allí varias horas más sin ningún problema.
Sé que no puedo hacer gran cosa para que esta rendición vuelva a suceder; de hecho no sé por qué ésta vez sucedió y otras muchas no, pero sí tengo claro que el haber leído los libros de Eckhart Tolle ayudó mucho.


 ECKHART TOLLE

La rendición llega cuando dejas de preguntar “¿Por qué me está pasando esto a mí?”.

La verdadera rendición no significa soportar pasivamente cualquier situación en la que te encuentres sin hacer nada al respecto. Tampoco significa dejar de hacer planes o de iniciar acciones positivas.

Rendirse es aceptar el momento presente incondicionalmente y sin reservas. Es renunciar a la resistencia interna a lo que es. Resistirse internamente es decir “no” a lo que es mediante el juicio mental y la negatividad emocional.

Rendirse es rendirse a este momento, no a una historia a través de la cual interpretas este momento y después tratas de resignarte a él.

A veces, rendición significa renunciar a tratar de comprender y sentirse cómodo en el desconocimiento.

La aceptación de lo inaceptable es la mayor fuente de gracia en este mundo.


UNA NUEVA TIERRA CLASE 8.7 "EL ESPACIO INTERIOR" (traducido y doblado al español por Ezekiel Rodmar). LA ACEPTACIÓN DE LO INACEPTABLE:




lunes, 20 de octubre de 2014

EL GRAN TEATRO (II). JORGE BESCÓS.

Bajorrelieve de la fachada posterior del Teatro
Principal de Zaragoza. Oleo sobre lienzo.
Pilar Gutierrez Beired.
Estamos formando un grupo de teatro. ¿Cómo ser actor cuando no crees en la existencia de la personalidad?
Porque ¿qué es la personalidad? Una especialización como adaptación al medio, una costumbre, la historia personal de unas carencias, un invento, una rigidez psicofísica, un mito, un autohipnotismo egóico, un puñado de arena en un puño cerrado en medio de la playa del mundo, una contracción que sólo espera la expansión...y sobre todo, si de teatro hablamos, un personaje en el gran Teatro del Mundo...

¿Cómo actuar cuando se evidencia la vacuidad a través de la cual vives, filtras e interpretas el mundo?
Yo postularía por la creación de una especie de escuela de teatro zen que buscara la liberación de los patrones personales que obstaculizan la ductilidad necesaria para un buen actor. Esa cualidad liberadora, esclarecedora y ciertamente creativa en sentido pleno podemos vivenciarla con cada cosa que hagamos, incluso actuar.
Despertar en medio del sueño, ser consciente de tu actuación en medio del gran teatro de la vida.
Se me ocurren innumerables ejercicios e improvisaciones: primero se trata de conocer bien al personaje. Para ello el ejercicio de que uno a otro del grupo de teatro describáis el personaje que cada uno de vuestros compañeros lleva sobre sus hombros puede ser interesante...
Ir más allá de tu personaje, jugar con tu personaje, jugar a ser otra persona de tu grupo de teatro. Jugar a tener otro nombre, otro sexo, otra historia personal, volverte un descreído para ti mismo...se me ocurren tantas improvisaciones...La vida puede ser, debe ser una improvisación; vivida en el cuerpo, en el aquí y ahora.
El mejor actor es una persona Libre.
Socavar el mito de la personalidad, deconstruir el yo...
Estamos formando un grupo de teatro...que nos ayude a disfrutar conscientemente del juego, la obra cósmica en el gran teatro del Ser.
En el teatro del ser, tú, yo y todos estamos bañados por el calor de los focos de la luz infinita.

Escena de la obra: "Fragmentados", a cargo del grupo Karmaleón. Teatro de las Ánimas. 12 de junio de 2015. Zaragoza. Jorge es el de la derecha:




martes, 14 de octubre de 2014

¿HAY ALGUIEN AHORA AQUÍ? (II). JEFF FOSTER.

Internándose en la selva sin mover la hierba;
internándose en el agua sin originar una sola onda.
Zenrin Kushu


¿No es falso, cuando alguien te pregunta cómo te llamas, responder "Jeff" si, en realidad, ahí no hay nadie? ¿Acaso, cuando vas al teatro, se te ocurre acusar al actor de que está mintiendo? El actor desempeña sincera y verdaderamente el papel de rey, del más pobre de los pobres o del buscador espiritual. Y, del mismo modo, Jeff también desempeña el papel de Jeff. Por esto, cuando, en medio de la representación, le preguntan: "¿Quién eres?" y responde: "Jeff", está siendo absolutamente sincero, Jeff es nadie jugando a serlo todo, nadie jugando a ser alguien. En la liberación, alguien y nadie dejan de ser dos y se revelan como conceptos dualistas y acaban sencillamente disolviéndose en la maravilla del despliegue de todo lo que ocurre. 
No hay, pues, cuando alguien te pregunta: "¿Cómo te llamas?", el menor problema en responder: "Jeff", porque esto ha dejado de estar en guerra con el mundo.Y así es como prosigue el juego. Jeff Foster


He visto recientemente “Searchig for sugar man. Está en youtube. Ganó el Oscar al mejor documental en el 2012. Para mí totalmente merecido. Cuando la estrenaron aquel año no pude verla. Los cines Renoir habían cerrado hacía poco, no se consideró una película comercial, no llegó a las carteleras de Zaragoza y me quedé entonces con las ganas de verla. Me ha gustado un montón. Os la recomiendo encarecidamente. No os quiero contar de qué va, porque cualquier cosa que os cuente, aunque sea poco, os impedirá disfrutar descubriéndolo vosotros mismos en el documental.
Supongo que más de uno os preguntaréis: ¿y qué pinta este documental en esta entrada del blog? Pues no sé, quizá nada o quizá mucho, según se mire. A mi me ha parecido que mucho, pero prefiero no explicar (puede que no sabría hacerlo) por qué. A ver qué os parece a vosotros.   


lunes, 6 de octubre de 2014

SOBRE EL SILENCIO (III). ADYASHANTI.

Todos estamos familiarizados con el silencio fabricado, que es un silencio muerto. Si has estado en grupos de meditación, probablemente habrás experimentado el silencio fabricado. Es el silencio que resulta de la manipulación de la mente. Es un silencio falso, pues está fabricado, controlado.

El silencio genuino es tu verdadera naturaleza. Si lo piensas, no se trata de estar en silencio, sino de ser silencio. Deja de pensar en el silencio como ausencia de ruido.

El pensamiento rompe la unidad en pedazos para que la mente pueda analizarla. Pero el silencio la unifica.

Si buscas el silencio para evitar alguna sensación, entonces no experimentarás el verdadero silencio.

En el interior descubrirás que el silencio es el maestro supremo. Es el único maestro que no te hablará.

La presencia del silencio abre el cuerpo y, si lo permites, se cuela en ti igual que el agua en una esponja.

La paz y el silencio que quería conseguir estaban ya ahí. Lo único que tenía que hacer era dejar de intentar llegar a esa paz y a ese silencio. Lo único que tenía que hacer era sentarme y permitir que mi experiencia fuese la que fuese.

Este Ser sin imagen, llámese iluminación, conciencia o apertura, es muy silencioso.

Descubre qué sucede cuando te entregas a la paz que ya es, al silencio que ya es.

ADYASHANTI


ADYASHANTI. SILENCIO: